Nuestro primer Road Trip en familia.

Nuestro primer road trip en família fue a Irlanda en 2013, cuando el peque tenía 17 meses. Y aquí descubrimos que ésta es nuestra forma favorita de viajar.

Organizar nuestra ruta, contratar nuestros alojamientos y alquilar un coche da una libertad total para viajar al ritmo que quieres, si prisas y disfrutando de cada momento a tope 🙂

He de decir que nos sentimos súper afortunados porque el destino o la educación viajera no lo sé 😉 han querido que el nene se adapte totalmente a cada nueva aventura. Siempre ha tolerado de maravilla las horas de avión y coche y nunca hemos tenido problema con la comida, se lo come todo 🙂

En nuestro primer road trip decidímos viajar a Irlanda 10 días, a los 16 años pasé un mes en una família irlandesa y jamás perdimos el contacto, por lo que nos pareció una buena oportunidad para visitarlos de nuevo.

Dublín

Comenzamos la ruta por Dublín, una ciudad que nos encanta, le dedicamos dos días para recorrer sus barrios con calma. Imprescincibles para nosotros O´Connell St y su ambiente, Grafton St, la zona de Temple Bar, el Trinity College y el libro de Kells, para comer o tomar algo The Church una antigua iglesia reconvertida en un pub precioso y una visita a la fábrica Guinness degustando una cerveza con vistas a todo Dublín, una maravilla…

Pub The Curch

En la sección parques, algo que no puede faltar en un viaje con niños, los jardines del castillo de Dublín, St Stephens Green situado justo al final de Grafton St y el más bonito de todos Phoenix Park, repleto de ciervos en libertad y con kilómetros de zonas verdes en las que disfrutar si el clima lo permite 😉

Nuestra siguiente parada fue Kilkenny, dónde vive mi família irlandesa 🙂 Es una ciudad muy bonita con un castillo espectácular y unas calles preciosas donde perderse y adentrarse en la Irlanda más acojedora.

Kilkenny Castle.

Desde aquí salimos hacía Cork, ciudad sobretodo industrial y con mucho ritmo, os remomendamos comer en The Market Lane, un restaurante delicioso para toda la família, pero reservad, porque en nuestra segunda ruta por Irlanda en 2015 nos quedamos con las ganas 🙁

Continuamos hacía Killarney un pueblo precioso con un parque natural increíble. Desde aquí abrimos y cerrarmos nuestro círculo para hacer el anillo de Kerry. Es una de esas zonas que no se puede eludir, maravillas naturales y una esencia que atrapa en cada parada que haces, y creedme que cualquiera es buena, la bien llamada la Isla Esmeralda es sencillamente perfecta.

Rossbeigh Beach, Ring of Kerry.

En Kenmara, un pueblo costero acabando la ruta, hicimos una parada y probamos el helado de sal marina, un regalo para los sentidos.

Los acantilados de Moher son espectaculares y también es una excursión obligada, es uno de los reclamos turísticos del país. Incluso desde Dublín se organizan excursiones en bus para visitar este lugar.

Acantilados de Moher.

Nuestra última parada la hicimos en Galway donde se puede visitar la Puerta de España y finalizamos en Dublín dónde muy apenados cogimos nuestro avión de vuelta a Valencia, aún sin saber que más pronto que tarde regresaríamos al país que nos tiene atrapados.

Y así, espero que os hayan entrado muchas ganas de descubrir Irlanda 🙂

@peketrips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *